viernes, febrero 20, 2004

Antes del guión...
Anoche soñé que escribía en mi blog. Qué tal. Sólo en mis peores momentos de adicción internética me soñaba frente a la compu (tuve un sueño que era puros mensajes de ICQ, qué cosa espantosa), así que no sé bien si reírme o preocuparme.
En mi sueño escribía acerca de los examores. Para conjurar el sueño, voy a escribir más o menos lo que escribía ahí...
Decía, más o menos, lo siguiente.....

no, no puedo ser su amiga
La novia de mi ex es buena gente. Simpática, divertida, todo eso. Y según mi ex (con quien somos buenos amigos ahora que el tiempo ha pasado) ella quisiera ser mi amiga. Yo... bueno, la verdad es que no puedo. Lo he pensado bien y creo que es absurdo, de mal gusto, fuera de lugar, poco ético... o algo así.
Puesta a reflexionar, creo que no puedo ser ni amiga de la novia de mi ex, ni amiga de la ex de mi novio, ni novia del amigo de mi ex, ni exnovia del exnovio de mi examiga ni ninguna otra combinación por el estilo.
Una mala experiencia: cuando cierto ex me presentó a su novia, yo no estaba preparada para verlo con alguien más. No es que lo amara con pasión: es sólo que uno no se entrena para imaginarse a sus querencias queriendo a otras personas (con todo lo egoísta que esto suene). Traté de superar el asunto, poner buena cara, pero cuando ella se me acercó a preguntarme cómo sorprender al fulano (es que me contó que tú eras muy detallista con él, me dijo ella) me di cuenta de que no, no puedo.
No me gusta la idea de imaginarme a mis exparejas con sus actuales parejas, ni a mis parejas con sus exparejas; entiendo bien que agua pasada no mueve molino... pero hay tanta gente en el planeta, que creo que perfectamente puedo prescindir de la amistad de gente que, en algún momento, podría decirme cosas como "¿Que no le gusta que lo abraces? ¡Si conmigo todo el día quería abracitos!" (por lo menos). O de otras con las que la indiscreta podría ser yo.
No me malinterpreten, no es que sea yo mala bestia (que quizá lo soy, pero no se ve en esto). Lo que pasa es que el morbo es parte de la naturaleza humana, y tarde que temprano alguno de los implicados caería en la tentación de sacar algún tema incómodo, que podría llegar incluso a lastimar o yo qué sé.
Ahora bien: las cosas cambian cuando una amistad PREVIA se hace pareja de un ex, o algo así. En esos casos, por supuesto que pesa más la amistad....


***Ya no me acuerdo qué tanto más decía el post del blog soñado. Solamente quiero aclarar una cosa: el tal ex y su tal novia, por más que trato de hacer memoria, creo que no existen en la vida real. Pero fuera de eso, creo que estoy de acuerdo con el blablabla de mi alter-ego del mundo de los sueños ;)

No hay comentarios: