sábado, junio 21, 2008

Ciber-vieja

La buena noticia es que encontré, luego de varios años de haberme dado por vencida, el password a mi primera página de internet.

Tenía como mil años que no me paraba por ahí, no le veía el caso; pero ya sabiendo que la puedo modificar, la visité.
Bueno, el guestbook era de beseen, así que hace mucho que no existe; la mayor parte de las ligas llevan a sitios abandonados o a páginas de error; la información sobre mí dice que tengo... ¡22 años!

Es decir, que la última actualización de la paginita en cuestión es, precisamente, de hace diez añotes (meses menos, qué más da).
Creo que no me ha ido tan mal: subí algunos kilos, pero no como para morirme; amplié mi lista de libros favoritos; dejé atrás algunas cosas (como mi afición por Lacrimosa, he de confesar) y a algunas personas (tanto de la vida real como de la virtual).

Sigo enfrentando con valor la cosa internetosa (puedo actualizar la página del trabajo sin mayor problema -ya es ganancia) y me siguen chiflando los gadgets. Cambié varias veces de correo electrónico y ya no uso icq; el chat que frecuentaba dejó de existir, revivió y es un sitio más o menos abandonado...

Al final, decidí que no tiene caso actualizar la paginita: que quede así, como muestra de lo que fueron mis primeros intentos de dominar el html (¡en wordpad! Nada de programitas de wysiwyg!).

Por otra parte, veo este blog, hago cuentas y me doy cuenta de que tiene ya sus buenos cinco años (¡cumple seis en septiembre!). Es viejo, pues. Y está en un relativo estado de abandono. Nada de quince visitas por post, ni mucho menos. Nada de actualizaciones semanales (ya no digamos diarias, ja). Muchas de sus ligas dan a blogs también muertos. ¿Sería mejor dejarlo ya tranquilo, permitir que descanse en paz y vaya al Cielo de las Páginas Web?

(Y cada vez que digo "En mis tiempos se hacían las actualizaciones manualmente" me recuerdo a mi abuela cuando hablaba de Porfirio Díaz...)

3 comentarios:

Antonio dijo...

Ahhh jajajaj que cagado, todavía existe ese sitio...y sigue teniendo una interface medio...eek.
Then again, en aquellos entonces ni soñábamos con CSS y esas cosas.
Well, there was a bloody trip down memory lane.
Te quiero proponer un proyectito...a ver si te interesa, asi que espero verte pronto vía MSN or whatever

Bloodbat

Lilián dijo...

¡Hola, Raquel!


Primero: el gustazo fue mío. Una noche de jueves totalmente espectacular y surrealista, debo decir. Ojalá se repita.

En cuanto a la página: GUAU. Yo tengo un fetiche con esas páginas personales de Geocities. Supongo que experimento el mismo placer culpable que mi papá con los acetatos comprados por kilo en un bazar. El descubrimiento de algo totalmente obsoleto y, sin embargo, valiosísimo.

¡No se te ocurra borrarlo nunca!

Cin dijo...

Yo voto porque por favor, este blog viejito - madurón, diría yo - siga su caminito. A mí me gusta venir a visitarlo. Y ya sé que mi visita no cuenta por quince pero... igual puedo ponerle muchos comments, si quiere ;). Besos.