viernes, mayo 27, 2005

Un dolor que ya se fue

El dolor se ha ido. Así que ya puedo ponerme por horas en la compu, por lo menos en lo que me da una nueva contractura. Bueh, qué le vamos a hacer...
Lo importante es que este intenso dolorcillo me hizo aprender muchas cosas:

1. Soy hipocondriaca leve. Esto ya lo debería de saber desde antes, pero ahora no me quedó más remedio que admitirlo. Resulta que lo primero que hice al estar con el dolor fue buscar en la red información sobre los síntomas. Claro, al rato ya me preguntaba si lo mío era una fibromialgia, una hernia de disco, o una mutación genética. Y habría podido seguir ad nauseam, de no ser porque el rato en la compu me acentuó el dolor.

2. Los masajes son la neta del planeta, pero no funcionan instantaneamente. Fui a Centro Area, con la espinóloga, me revisó y dio un masaje muy sabrosito. A la media hora ya estaba de nuevo con mi dolor, pero ¿a quién se le ocurrió que un masaje quitaría la contractura como por magia? A mí, claro.

3. Todos tenemos un poco de bestia (y si no todos, por lo menos yo, sí). Cuando el dolor era ya insoportable, mi papá me dio un remedio 'mágico' (yo ya no creo en los remedios mágicos): una pomada de uso veterinario.
Me resistí a usarla. Pero considerando mi ligera hipocondria y el fracaso instantaneo del masaje, ¿qué podía yo perder? Así que untéme el ungüento de la tía. Y ¿saben qué? Sí existe el remedio mágico: a la mañana siguiente el dolor había desaparecido. Por completo.

Conclusiones: El dolor me hizo una mejor persona. Aprendí a conocerme, tuve un contacto más íntimo con mi parte animal, y estoy lista para mi próxima contractura. (Mientras tanto, la parte de mí que estaba en Roma volvió para atender a la parte de mí que estaba presa del dolor, y Deíctico decidió quedarse por allá, convertido un una nueva Lucrecia Borgia, o algo así).

PD. Marido con salmonella. ¿Acaso me pone el cuerno con una italiana? ¡No se lo pierda dentro de diez comentarios a este post!

18 comentarios:

La bruja de abril dijo...

¿El unguento de la tía? JaJaJaJaJa. Mejor ya no me rio, porque si no un día me va a tocar tambien "tener contacto más intimo con mi parte animal" La vida da muchas vueltas...

Lo que cuentas de la Salmonella si es de pensarse, una amiga me cuenta que a los 8 años practicaba Gimnasia Olimpica y soñaba con llamarse Escherichia Coli, le sonaba muy sofisticado, como esos nombres Rusos o Rumanos. Así es que no dudo que alguna Italiana pueda llamarse Salmonella.

Hamletmaschine dijo...

El unguento de la tia es buenisimo... que bueno que ya estas mejor Raquel, asimismo yo voy saliendo de una gripa que por poco me manda al hospital :(

Un abrazote...

Ela dijo...

Me alegro de saber que el dolor ya no es. Con lo del "ungüento de la tía" me acordé de otra pomada de uso veterinario también buenísima: "mamisan", en las instrucciones dice que es para curar mastitis e inflamación en el ganado, lo que inevitablemente me hace cuestionarme acerca de por qué habrá sido tan eficaz conmigo...

Y ya ve: sí aprendió algo (diría mucho) con el dolor :)

Cuídese y un abrazo.

Hamletmaschine dijo...

Me han invitado a formar parte de esta cadena sobre gustos musicales, ya la respondí y ahora me toca invitar a otras personas, ojalá te interese participar, estas son las preguntas:


1. Tamaño total de los archivos de música de mi ordenador:

2. Último disco que me compré:

3. Canción que estoy escuchando ahora:

4. Cinco canciones que escucho un montón o que tienen algún significado para mí:

5. Cinco personas a las que les paso el testigo:


Saludos...

Cin dijo...

Mi querida Rax: El unguento de la tía es tan bueno como podría serlo el de la abuela... el punto es que a usted le sirva. No está de más dormir un ratito en el suelo o, aún mejor, conseguirse unas pildoritas de valemadrina. Increíblemente, también acaban con los dolores de cuello.

Y sobre esa Salmonella... ¿no será una europea del este reconvertida?

Luis Martínez Álvarez dijo...

Yo nunca he subestimado el mágico poder del "bálsamo blanco", remedio por años conocido para cualquier dolor muscular o artítrico... esa sabiduría de los padres.

pardero dijo...

Conclusión: Sigues siendo un animal :P

Erika dijo...

de regreso, y qué mejor que tener post suyo, y post sin dolor, aunque esa Salmonella me suena medio bíblica con su apocalipsis y todo :p

qué bueno que ta bien :)

pd: dígale a Deíctico que me mande unos profiteroles ;)

Rax dijo...

Bruja:
Eso, no te rías... uno nunca sabe :)
O mejor sí, ríe, porque, a fin de cuentas, uno nunca sabe...

Rax dijo...

HM:
Espero que no haya sido una gripa mutante o algo así... Cuidate!

Rax dijo...

Ela:
Hasta miedo me da preguntar, pero.... ¿para qué tuviste que usar eso?
Abrazos :)

Rax dijo...

HM:
Hola otra vez!
Contestaré y pondré eso como siguiente entrada del blog :)

Rax dijo...

Cin:
Suelo, valemadrina, masaje, ungüento de la tía, todo se conjuntó y me siento mucho mejor :)
Sea quien sea la tal Salmonella, que se mantenga a 10 kms a la redonda! :)

Rax dijo...

Mono:
¿De qué está hecho ese bálsamo?
Suena sospechoso...
pero así es, no hay que dudar de la sabiduría ancestral...

Rax dijo...

Pardero:
Y bueno... sí, pero uno monísimo :)

Rax dijo...

Erika:
Direle a D.
Un abrazo post-apocalíptico y nos vemos el saba-daba...

Luis Martínez Álvarez dijo...

no tengo idea, pero el frasco dice que es de uso veterinario...

aDn dijo...

hola, no me conoces ni te conozco, pero me pareció muy curioso encontrar tu blog porque acabo de escribir uno sobre el ungüento. Es buenísimo!!!! pero me acabo de poner a leer que se usa para promover cicatrización (dice en la lata) no para golpes como siempre lo he usado. Sea lo que sea aunque sea para uso animal es muy efectivo.